<body><script type="text/javascript"> function setAttributeOnload(object, attribute, val) { if(window.addEventListener) { window.addEventListener('load', function(){ object[attribute] = val; }, false); } else { window.attachEvent('onload', function(){ object[attribute] = val; }); } } </script> <div id="navbar-iframe-container"></div> <script type="text/javascript" src="https://apis.google.com/js/plusone.js"></script> <script type="text/javascript"> gapi.load("gapi.iframes:gapi.iframes.style.bubble", function() { if (gapi.iframes && gapi.iframes.getContext) { gapi.iframes.getContext().openChild({ url: 'https://www.blogger.com/navbar.g?targetBlogID\x3d12748843\x26blogName\x3dMy+World\x26publishMode\x3dPUBLISH_MODE_BLOGSPOT\x26navbarType\x3dBLACK\x26layoutType\x3dCLASSIC\x26searchRoot\x3dhttp://kinkybeck.blogspot.com/search\x26blogLocale\x3des_CL\x26v\x3d2\x26homepageUrl\x3dhttp://kinkybeck.blogspot.com/\x26vt\x3d-7460683210845590381', where: document.getElementById("navbar-iframe-container"), id: "navbar-iframe" }); } }); </script>

My World

sábado, enero 28, 2006 a las 1:44 a. m.

Beck & Adicto

Amigo bloguero. Sí, usted que me lee, quizás también lee a Beautiful Stranger. Sí, a él que lo he mencionado más de alguna vez en mi blog. Bueno, le cuento que con Beautiful Stranger nos hemos creado un blog: Beck y Adicto, ese el nombre y la introducción a lo que es más o menos nuestro blog es la siguiente:

“Vivimos en ciudades cercanas. Tenemos intereses comunes. La misma edad. Ideales parecidos. Gustos similares. Preferencias musicales casi afines. Dos poleras iguales... Pero mira como somos de diferentes. Somo Beck y Adicto. Y se equivoca, no somos como Dolce & Gabbana. Aunque Adicto, quizás él un poco.”

Ya tenemos el primer post que es una presentación de ambos. Beatiful Stranger escribe de mi, de cómo me conoció y demás y yo hago lo mismo escribiendo sobre él.
Eso. Espero que nos lean, les guste, nos posteen y linkeen.
Saludos gente del Mundo Blogger.

http://beck-adicto.blogspot.com

miércoles, enero 18, 2006 a las 3:49 a. m.

Actualizando

Tiempo sin escribir. Creo que se pierde el ritmo. No sé cómo empezar. No sé qué le voy a contar, pero acá vamos. Algo tendrá que salir. Bueno o malo, no sé. Ustedes deciden.
Veamos cómo queda esto:

Si no había escrito durante más de un mes es por falta de tiempo y claro, de un computador con banda ancha (los computadores de la Universidad no son de lo mejor). Entre los preparativos para regresar a casa, la Universidad y sus cosas, y agregando a esto todo el mala ánimo que tenía por pasar las fiestas lejos de casa, me impedían sentarme frente a un computador y tratar de que las palabras salieran y quedan plasmadas en el Blog, además que las pocas veces que estaba sentado frente a un computador no era precisamente para leer algún Blog, ver alguna linda foto en Flog o hablar por msn, sino, mas bien, para terminar los últimos trabajos que me quedaban para terminar la U. Trabajos que en un par de ramos fueron casi en vano. No es lo mejor desvelarse y que no te reciban el trabajo por llegar un minuto tarde. No, no es lo mejor.
Hablando de la U, el balance no es muy bueno. Como decía mi papá fifty / fifty, o sea cincuenta / cincuenta. Pasé la mitad de los ramos y me quedé con la otra mitad. Lo bueno (si es que se le puede ver algo bueno a echarse la mitad de lo ramos) es que no me atrasan, aunque este segundo año tendré como 12 ramos, tomando los de primero que repito, más los de segundo. Bueh... Ustedes me entienden. Están pasando por lo mismo, ya lo pasaron, o pronto lo pasarán.
Escribía en el post anterior lo triste que sería pasar las fiestas lejos de casa y en realidad no fue tan así. Extrañé mucho a los míos, pero me di cuenta que tengo amigos en La Serena, que me acogieron en sus casa para los días de las fiestas y que me hicieron pasar por uno más de su camada. Y eso fue lindo. No fue como sentirme como un intruso en casa ajena, si no más bien, como un alguien que pertenecía allí. Y es de esa forma que recordaré Navidad y Año Nuevo. Una fecha en que no me sentí realmente solo.
Ahora estoy en casa. Feliz de la vida. Disfrutando de todo lo que tengo. Regaloneando con mamá y mis sobrinos. Ah, sí. Eso del tenía que contar. Conocí a mis dos nuevos sobrinos. Ambos tienen dos meses. Son los hijos de dos de mis mejores amiga, así que imagínenselo. Se me cae la baba, por lo que tengo que andar ocupando babero.
Y eso por ahora. No me pierdo más. Trataré de no perderme. Ahora me dirijo a sus blogs ¿Qué les habrá pasado después de un mes sin saber de ustedes?

PD1: Quedó cortito y medio fome. Será que estaré perdiendo el don para escribir, si es que algún vez lo tuve.
PD2: Servicio de Utilidad Pública: denme ideas para que My World no muera.
PD3: Saludos a todos. En verdad los extrañé.