<body><script type="text/javascript"> function setAttributeOnload(object, attribute, val) { if(window.addEventListener) { window.addEventListener('load', function(){ object[attribute] = val; }, false); } else { window.attachEvent('onload', function(){ object[attribute] = val; }); } } </script> <div id="navbar-iframe-container"></div> <script type="text/javascript" src="https://apis.google.com/js/plusone.js"></script> <script type="text/javascript"> gapi.load("gapi.iframes:gapi.iframes.style.bubble", function() { if (gapi.iframes && gapi.iframes.getContext) { gapi.iframes.getContext().openChild({ url: 'https://www.blogger.com/navbar.g?targetBlogID\x3d12748843\x26blogName\x3dMy+World\x26publishMode\x3dPUBLISH_MODE_BLOGSPOT\x26navbarType\x3dBLACK\x26layoutType\x3dCLASSIC\x26searchRoot\x3dhttp://kinkybeck.blogspot.com/search\x26blogLocale\x3des_CL\x26v\x3d2\x26homepageUrl\x3dhttp://kinkybeck.blogspot.com/\x26vt\x3d-7460683210845590381', where: document.getElementById("navbar-iframe-container"), id: "navbar-iframe" }); } }); </script>

My World

jueves, agosto 18, 2005 a las 2:08 a. m.

/1/Despegue

No. Mi viaje no fue tan movido como el de Stf.- (¿o si?), pero estuvo de lux, como diría mi amiga Maka Funk. Con algunas complicaciones, pero que se fueron solucionando en el camino.
Dividiré los post del viaje a Santiago por días, este es el primero y corresponde al día Viernes 12.

Llegué cerca de las 12:30 a mi casa. Tenía al menos media hora para estar en el computador y leer sus vidas, porque ya tenía todo listo para irme. Pero el tiempo se me fue volando en el blog (supongo que ya les ha pasado) y sin darme cuenta ya eran mas de las 13:15 y mi bus salía en quince minutos más. Me apuré lo más que pude y me fui a tomar un taxi que me llevara al Terminal de buses de La Serena.

- Al Terminal de buses por favor, y rápido que estoy atrasado. Le dije amablemente al chofer.
- OK. Respondió él.

Pero era la hora pic. La hora en la que todos los escolares andaban esparcidos por el centro de la ciudad. La hora en que todas las personas regresan a sus casas o van a sus trabajos, en realidad no sé. Lo único que sabía, o que me di cuenta, era del tremendo taco que había, de las multitudes de personas que transitaban y de que no iba a llegar a tiempo.
Mientras insistía al chofer para que se apurara, me seguía respondiendo que era imposible. Claro, si ni siquiera nos podíamos mover.
Yo ya estaba medio neurasténico en el asiento. Iba rezando por llegar a tiempo.
Cuando en mi celular se marcaban las 13:40 (no tengo reloj, por eso siempre miro la hora en el celular. ¿Será esta un razón por la cual siempre llego tarde a cualquier lugar?) ya había llegado al Terminal. Salí corriendo del taxi en busca de mi bus, pero habían sólo tres. Dos Pullman Bus y un Tur-Bus. Me di cuenta de que mi bus ya se había ido, al menos eso creía. Me dirigí hacia la ventanilla de los buses Tas Choapa, a preguntar por el bus, donde me atendió una señorita no muy amable.

- Disculpa, el bus a Santiago, de las 13:30, ¿ya se fue? Pregunté con la esperanza de una buena respuesta.
- No. Esta al fondo. Atrás de los otros buses. La batería se descargó, por lo que le están haciendo puente con otro bus para que parta. Como en media hora mas estará listo. Me respondió ella, de una forma no muy gentil.
- Ah, ok, muchas gracias. Le dije y me fui a esperar.

Salí y desde lejos observaba como los choferes y los auxiliares, intentaban o hacían algo con el bus y otro que estaba al lado. En realidad no entendía y me senté a esperar media hora hasta que todo estuviera bien. Pero paso la media hora y aún el bus no partía. Volví donde la señorita poco amable de Tas Choapa.

- Oye, ¿qué pasa con el bus que aún no parte? Le pregunté.
- Estamos esperando que venga otra maquina para que sirva de puente y pueda partir. Respondió con la misma poca amabilidad anterior.
- Y ¿qué pasa si no parte? Pregunte de forma ingenua.
- Se devuelve la plata no mas, así de simple. Si quieres irte ahora ve pasajes en otras agencias y te devuelvo el dinero ahora mismo. Me contestó de una forma bastante imprudente.
- No, gracias, no es necesario. Gracias por tu amabilidad. Respondí irónico.

En realidad no le recibí la plata de regreso porque los pasajes en otros lugares eran demasiado caros y yo andaba con cero en los bolsillos, por lo que me armé de paciencia para esperar. No me quedaba otra opción.
Cerca de las 2:30 el bus parte. Me subí de forma inmediata, ya estaba aburrido de esperar. Y comenzó el viaje. Durante todo el trayecto iba mirando el paisaje, leyendo “En voz baja” de Alejandra Costamagna y tomando Coca-Cola Light. No hay nada importante que contar durante el viaje en bus, fue como cualquier viaje más.
Como a las 7:20 me llama mi Soulmate:

- Hola, ¿cómo estas? Te falta mucho. Preguntó.
- En realidad no sé, porque salio tarde el bus, le respondí.
- Ah, ok, pregunté acá y me dicen que llegas cerca de las 8, así que te espero no mas. Me dijo mi Soulmate.
- Yapo, entonces nos vemos en unos minutos, chao. Le dije.
- Chao. Se despidió.

Y llegué a Santiago, cerca de las ocho, como me había dicho mi Soulmate. Me bajé rápido del bus y la empecé a buscar con la vista. La encontré! Seguía igual que siempre. Nada había cambiado en ella. Seguía igual. Nos abrazamos, miramos y tocamos sin parar. No nos veíamos desde marzo y eso es mucho tiempo. Nos fuimos de inmediato al metro para llegar a su departamento. Y empezó a ser mi Oficial Sponsor. En el camino conversábamos de la U, de la vida lejos de casa, de carretes, de amigos, etc. Nos estábamos poniendo al día el uno al otro.
Llegamos al edificio que era too fancy. Subimos el ascensor hasta el segundo piso y llegamos a su departamento, donde estaba Chiva, su roommate. A Chiva no veía desde la fiesta de graduación de mis amigos en diciembre del 2003. Lo primero que Chiva me dijo fue “tú no cambias” yo lo dije “tú tampoco parece, ahora tienes el pelo rojo no más”. Y nos pusimos a reír.
Preparamos la mesa y nos servimos té. Conversábamos los tres sobre Calama, colegio, amigos, etc. Y tanto conversar se nos pasó la hora y ya eran cerca de las diez. Ya era hora para armar algún carrete. Compramos cuatro cervezas e hicimos las llamadas pertinentes. Nos tomamos las cervezas y llegó Chino, otro conocido mas de Calama, con mas cervezas, un ron y con y sácate. Y nos fuimos a la cresta. Si hasta me puse a bailar “Tumbao’” de Buena Vista Social Club… O sea, otra vez tomé demasiado, pero bueh… sobraban razones para celebrar.

En el próximo post: La resaca después de beber tanto y un sábado que fue como un fomingo. No te lo pierdas!

Hasta el próximo.

Blogger Beautiful_Stranger dice...

hello amigo !!!

espero con anisas sabwer mas de tu viaje..

happy birthday... !!! a ti

y a Lady Madonna jejeje todavia rallo la papa con Noche De Divas...


ajajaj

chau....

por q no le sacaste la cresta a la mina de la agencia.. ?¡

chau  

~

Blogger Limón dice...

Oh!! jaja

permiteme rerime en tu cara por lo del bus

pero no, ve el lado bueno, al menos te da un tema para escribir y una anecdota nueva

espero el proximo capitulo XD, a la misma hora y en el mismo lugar?  

~

Anonymous zezé dice...

ta interesante tu blog

saludos.  

~

Blogger Gaby dice...

eso de los buses suele suceder, al igual que lo del trafico y todas esas cosas que te desesperan! es lo peor, y siempre pasan cuando estas muy apurado...
pero al final hubo algo bueno y la pasaste bn en el depto de tu soulmate xD jaja me parece tierno que la llames asi..
saludos!  

~

Blogger maru dice...

Es como la Ley de Murphy, mientras más apurado estás, más tráfico hay.
Que bueno que hayas llegado bien a la casa de tu amiga, estaré esperando la segunda parte.  

~

Blogger NIA dice...

HELLO EX BEST FRIEND
ESPERO ESTES MUY BIEN
te deje un mensajillo
en junio...
chaitoo  

~

Blogger Phinx dice...

Buenos carretes jajaja
Ufa la caña te la encargo, hay que leer el próximo capitulo.
Yo ando en Calama en estos momentos, sacando fotos a el casi pueblo fantasma de Chuquicamata, queda re poca gente.
No te falta nada para salir de la u, sigue dandole.
Cuídate  

~

Blogger Hugo-Sitcom dice...

Jaja si a mi siempre o casi siempre me pasa que los buses se atrasan y uno ahí fermentando esperando que la maquine empieze a andar.

Y que bueno la hayas pasado bien, es bacan eso de esperar con ansias algo que seguramente va a ser increible y cuando lo vives de vedad es muy increible y blablabla, espero que se haya entendido xD.

Saludos  

~

Publicar un comentario